sábado, 9 de diciembre de 2017

El tremendismo: ¿la otra tauromaquía?




Renzo Taurino Riva Gensollen

El tremendismo: ¿la otra tauromaquía?

"En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira"
Mientras fue sólo una manera valiente se aplaudió y emocionó a los públicos. En cuanto se le ha dotado de un nombre sin fortuna ha pasado a definir lo antiestético del toreo, lo despreciable y para algunos hasta ridículo; conclusión injusta, desprovista de objetividad taurina. La utilización de esta palabrota, el 'tremendismo', produce desasosiego interior y una repulsa inmediata tal y como nos la han servido y mal vendido para matadores valientes. Hay una absoluta divergencia pues de lo que ha interesado describir y mal definir. Por lo tanto, creo sinceramente que, el empleo peyorativo de la palabra 'tremendismo', muy mal adjudicado a partir de los años cincuenta al noble y esforzado arte de torear es sólo una palabra desacertada y no un hecho. Solo de pasada, me detendré en aspectos del ser del torero muy estudiados por la medicina bajo los impulsos y en función de la sintomatología ó biotipología que se dan en el torero, determinados en tres grupos: los endomórficos (gruesos, relajados, tolerantes etc.), los ectomórficos (rígidos, encorsetados, retraídos, solitarios) y los mesofórmicos (atléticos, gustan del riesgo, ruidosos y explosivos que gustan de la acción).
Otra característica peculiar y definitoria de esta especie de foto-robot del torero, léase 'tremendista', es la más conocida sin saberla el público, a saber, la 'pulsión', que es la capacidad del diestro para desarrollar una fuerza biológica inconsciente que le provoca una conducta audaz. Esta 'pulsión' es lo que vulgarmente conocemos como 'vergüenza torera', que le debe más percances a la intervención desaforada del público que al propio toro. Chicuelo II, una tarde fue increpado por el respetable: "con la izquierda, con la izquierda", le gritaban. Hizo caso y vino la cogida. Vimos también en TVE en Las Ventas como el espada Curro Vázquez, en una tarde de intensa lluvia en una grandísima faena de muleta, como fue increpado de malos modos por cierto sector de ese mal público del 7; el torero miró al tendido y se dejó coger, la cornada fue brutal, en la femoral. ¿Quien no ha oído con desdén decirle a un torero… ese, es un 'tremendista' después de jugarse la vida?
Veamos a dos toreros nacidos en el mismo año, máximas figuras, idolatrados, uno sobrio, seguro, el otro lleno de gracia, de modernidad, improvisando ante el toro. Se retan antes de la corrida y en ella llega la hora de entrar a matar el primero, arroja la muleta y mirando al otro matador se perfila tomando el castoreño y metiendo la espada hasta las péndolas; pero el otro no solo tiró la muleta y el castoreño tomó un peinecillo que le sujetaba la coleta y con ella en la mano mató al toro de soberbia estocada. ¡No! No era Antonio José Galán… ¿El Loco? Al que tanto se le acusó de 'tremendista' por hacer lo mismo con los miuras, no; eran Pedro Romero y Pepe Illo en la plaza de toros de Cádiz en 1796. Otro torero, bajito de estatura que decía "cuando oigo los clarines me olvido hasta donde me amarro la faja". Se quitaba las zapatillas y golpeaba en el testuz al toro. Quitaba al toro las banderillas una a una y daba con la punta del pie al hocico. Era desafiante a los públicos (no, no era Miguelín) era un torero de tronío, arrollador, era Francisco Arjona Guillen "Curro Cuchares", el del "Arte de Cuchares". ¿Tremendista?
Madrid, toros de Saltillo, uno hace un quite y se queda de rodillas ante el toro dándole la espalda; se acerca el otro en la gran competencia, se miran y este se tumba mirando al toro, el otro hace lo mismo y allí están los dos tumbados como en la playa. El presidente les manda a los alguaciles amonestándoles "y que se atuvieran a las normas clásicas". ¿Tremendismo? ¿Eran dos chalaos? Eran Lagartijo y Frascuelo el 11 de mayo de 1868.
Y para rematar, otro 'tremendista', fue en Sevilla, un 23 de abril. Quinta corrida de Feria, toros de Guadales con dos monstruos del toreo, mano a mano y, así lo describió el crítico más importante del momento: "Se ha mostrado hoy en dos distintos aspectos, uno en el que a mi me gusta, porque es en el que menos le conocía, en el de ¡valiente, valiente! con un manso desabridote y reservón. Se salió de la suerte andando de rodillas y encima de él le ha metido la muleta en los hocicos pegándole después con la rodilla en la cara, (no, tampoco era Miguelín) asiéndole del pitón. Las ovaciones tronaron unánimes en los oídos del torero. En su otro aspecto en el de torero sabio y de recursos en el que no se si porque le conozco más, le admiro menos, hoy le he encontrado admirable". Firmado- Cesar Jalón 'Clarito en 1920'. El espada era Joselito, ¿que era también un tremendista? Y el otro, Juan Belmonte, un heterodoxo, también un 'tremendista' y después puro ortodoxo; en qué quedamos. Al final de todo, ya lo dijo Campoamor: "… todo es según el color del cristal", etc.
A 'Miguelín', sabio entre los sabios, críticos de pluma fácil le llamaron 'tremendista', decían que llevaba el libro de la tauromaquia bajo el brazo; pero lo había leído al revés. Pues en su memoria y crédito, aprovecho recordarlo este domingo para el buen entendimiento y saber de los aficionados que, de verdad, ya van quedando muy pocos. DS



miércoles, 6 de diciembre de 2017

Las bellas mujeres de Acho




Siempre se ha hablado mucho de la mujer en los tendidos de la plaza de Acho, bellas y maravillosamente vestidas, dando un tinte de color al ambiente y lógicamente al espectáculo. ¿Verdad que no se concibe una corrida de toros sin la presencia de guapas limañas en los tendidos? Así mismo ataviadas con sombreros y mantones , en otras ocasiones bellas amazonas en elegantes Caballos Peruanos de Paso recorriendo la arena, dando un toque castizo al acto y no nos olvidemos que en alguna ocasión hemos presenciado a una dama a caballo ataviada con traje de alguacilillo  pidiendo la llave para dar comienzo a la corrida. (España)

!! Va por ellas !!!



Luis Sueyras, Lucho

miércoles, 15 de noviembre de 2017

¡Presentamos libro de fotografías inéditas y conversatorio con los toreros de la tercera de abono!




Tenemos el gusto de invitarles a nombre de Fomento Cultural Tauromaquia Hispanoamericana a la presentación del libro Retratos, del afamado fotógrafo mexicano Óskar Ruizesparza, que muestra inéditas capturas de grandes figuras del toreo y esperó 25 años en ser editado.

Del mismo modo, el programa continúa con el conversatorio donde intervendrán los diestros Manuel Escribano, Paco Ureña y José Garrido, terna que conforma la tercera corrida de abono de nuestra feria, con el apoyo de la Peña Taurina "El Puntillazo".

La cita es este sábado 18 en el salón Virreynal del Country Club Lima Hotel desde las 8 de la noche.




miércoles, 8 de noviembre de 2017

¡VIVE UNA TARDE CAMPERA CON ANDRÉS ROCA REY!




Nuestra primera figura compartirá con los abonados de la Feria una tarde campera así como una clase práctica de toreo.

Buscando acercar mucho más la fiesta a los abonados, Casa Toreros Consorcio Perú organiza este
viernes 10 desde las 2 y 30 una tarde campera con Andrés Roca Rey, donde cada uno de los asistentes podrá compartir, conversar y disfrutar junto a esta gran figura del toreo.

Del mismo modo, Roca Rey impartirá una clase práctica de toreo a los abonados que participen en el evento, mostrando la ejecución de lances y pases para posteriormente ponerlos en práctica en el ruedo.

Como nota especial, entre todos los abonados asistentes se sorteará un capote autografiado por el Gallo Peruano, detalle único para lucir con orgullo por quien tenga la fortuna de ganarlo.

La cita es en el Cortijo La Esperanza del distrito de Pachacamac y los abonados podrán inscribirse para participar en este enlace: http://bit.ly/DiaCamperoAcho2017






sábado, 4 de noviembre de 2017

"Feria del Señor de los Milagros 2017"





Las figuras del toreo que estarán presentes en esta gran feria taurina que comienza este Domingo 5 de Octubre 2017 en la Plaza mas antigua de el continente Americano la "Plaza de Acho" Lima Perú.

Entre ellos encontramos matadores de toros españoles, franceses, venezolanos y los dos gallos peruanos Andres Roca Rey y Joaquin Galdos.



martes, 31 de octubre de 2017

Lo veras en Acho Andrés Roca Rey, figura del toreo mundial




‎Leopoldo Zuzunaga‎;

El diestro peruano Andrés Roca Rey, figura del toreo mundial, es portada de la reciente edición de la importante revista de sociales y de moda limeña "Ellos & Ellas".
Andrés Roca Rey se encuentra en plena temporada americana tras concluir con éxito la europea, y Joaquín Galdós ante toros españoles de Daniel Ruiz.
este domingo 05 de noviembre cumplirá con la primera de sus dos citas que tiene en la presente Feria Taurina del Señor de los Milagros de Acho 🇵🇪 2017, compartiendo cartel con el maestro Enrique Ponce y con su compatriota
Antes, el jueves 02 de noviembre, actuará en Morelia, México.




martes, 24 de octubre de 2017

Historia de la Plaza de toros en El Callao



El Callao tuvo una y muy especial plaza de toros. Este coso ocupo el lugar en que hoy existen la serie de casitas mandada construir por la Beneficencia Pública del Callao, cerca del desaparecido Hospital Guadalupe; y la parte cercana, del que en algún momento ocupo el Jardín Schiantarelli. Hasta comienzo de los 900, todavía se exhibían los tapiales y muro de dicha plaza de toros, como un recuerdo de lo que fue. En esa plaza se dieron corridas muy notables, por diestros de “gran copete”, y toros de reconocida bravura. La entrada era una bicoca… un real a 2da. Y cinco reales a 1era. ¡¡¡Que tiempos!, ¡¡¡Hoy se paga fuertes sumas, se calienta la mollera hasta ponerse roja, y, paga una “sentada padre” viendo torear carneros y chivatos!!! Como ciertas instituciones públicas como: Municipal y Beneficencia andaban de mala situación de fondos, se valía de erogaciones y medios honestos para hacer frente a su presupuesto. Así la beneficencia Pública del Callao, en el año 1861, mando construir la plaza, para la lidia de ganado en el lugar arriba mencionado. Este coso muy irregularmente trabajaba, ya sea por la falta de diestros, ganado y por quien se hiciera de las finanzas correspondientes, ya que la Beneficencia daba el local por condiciones tales que, le produjese fondos a fin de atender gastos institucionales. Así siguió funcionando hasta 1878 y después volvió al decaimiento, hasta que se convirtió en jardín Schiantarelli y lugar de residencia, que mando construir la Beneficencia para ser habitados por los empleados municipales; por eso se llamo “Barrio Municipal” ó también conocido como “Barrio Garibaldi”. Tal vez, para muchos chalacos, le es raro escuchar sobre el Hospital Guadalupe, el cual existió al final del paseo Garibaldi, el cual fue destruido para dar pase a la conexión de la entonces nueva avenida Dos de Mayo con la avenida Guardia Chalaca. Para mayor información, aquí una breve reseña histórica: “En 1832 los padres descalzos Fray José Ramón Rojas (padre Guatemala) y Fray José Martín Prieto construyen junto a la capilla y anexo a ella un pequeño hospital con seis…camas, al cual bautizarán con el nombre de
Guadalupe y que de manera caritativa empezará a atender a los enfermos del Callao, en especial a marineros que arribaban al puerto, sosteniéndose con las limosnas de la feligresía porteña. El 16 de junio de 1850, fue ampliado el hospital, albergando 20 camas, por tal motivo, fue reinaugurado. Por el año 1861 se inauguro el paseo Garibaldi, por tal razón el hospital fue trasladado al final de dicho paseo y vuelto a fundar el 8 de diciembre de 1865; en donde permaneció hasta que fue destruido por los años 60’, para dar pase a la conexión de la recién inaugurada Av. Dos de Mayo, y, conectarla con el ovalo de la Av. Guardia Chalaca. En la cuadra de Paz-Soldán, existió una antigua caballeriza (1897) con el nombre clásico de “El Caballo Negro”. Allí se instalo una pequeña plaza de toros, de propiedad de un señor Montani. Este fue muy aficionado a la suerte de “cuchares” y en 1892, hizo su debut en la plaza de Acho. Nuestra historia de Tauromaquia, ya tiene inscrito como torero a un joven Montani, será descendiente del señor Montani, del “Caballo Negro”?. A mediados de la estación de verano del año 1865, se celebraba la fiesta taurina, en la plaza de toros del Callao, en la que, con la concurrencia de un batallón del ejército, daba mas animo a la fiesta, porque los despejos era muy del agrado del público. Allí se veía la agilidad del soldado para la lucha a la bayoneta, su movimiento por batallón y por compañías; al toque de cornetas unas veces, y otras en ataque con arma blanca, solo se sentía un rumor insignificante, que se llamaba al “compas de la muda”, era unisonó, cada soldado parecía estatua en su firmeza y en sus movimientos rápidos, seguros, eran hombres resorte, sin un solo desacierto. De allí que, cada vez que se anunciaba la corrida de toros con despejos, la concurrencia era enorme, especialmente de la juventud de aquella época, a quien tanto agradaba el ser militar. Esa tarde que se hacia la corrida de toros había, pues, juego de esgrima, música y toro ensillado. La cuadrilla estaba compuesta de los toreros Arredondo, Ortiz, Monteblanco, Juan García, Juan De La rosa Asin, Jorge Asin y Antonio Romero, haciendo de banderillero el célebre “Pichilin”. Dirigía la cuadrilla Arredondo, que recibía al toro muy bien enjalmado; para dar muestra de su serenidad y valentía ante el público, mientras lo capeaba, se ponía a fumar un cigarro; el toro ensillado lleno de banderas de las naciones y con fuegos artificiales en su cuerpo, que lo enfurecía al toro y lo hacia recorrer la plaza alocadamente. ¡Hay del infiel torero que pescara en su carrera, era alma de la otra vida! Los toros que les llamaban “Asines”, los soltaban con los ojos vendados y el matador Juan García, también se vendaba los ojos para mandar al matadero a su toro. De cómo salió esta temeridad, no podría contarles, pues el cronista no nos da cuenta de ello. Además se lanzaban globos de papel y a cierta altura derramaba mixtura sobre la concurrencia de la plaza, como complemento a tan deliciosa tarde.

Fuente:  Los toros dan y quitan