miércoles, 15 de noviembre de 2017

¡Presentamos libro de fotografías inéditas y conversatorio con los toreros de la tercera de abono!




Tenemos el gusto de invitarles a nombre de Fomento Cultural Tauromaquia Hispanoamericana a la presentación del libro Retratos, del afamado fotógrafo mexicano Óskar Ruizesparza, que muestra inéditas capturas de grandes figuras del toreo y esperó 25 años en ser editado.

Del mismo modo, el programa continúa con el conversatorio donde intervendrán los diestros Manuel Escribano, Paco Ureña y José Garrido, terna que conforma la tercera corrida de abono de nuestra feria, con el apoyo de la Peña Taurina "El Puntillazo".

La cita es este sábado 18 en el salón Virreynal del Country Club Lima Hotel desde las 8 de la noche.




miércoles, 8 de noviembre de 2017

¡VIVE UNA TARDE CAMPERA CON ANDRÉS ROCA REY!




Nuestra primera figura compartirá con los abonados de la Feria una tarde campera así como una clase práctica de toreo.

Buscando acercar mucho más la fiesta a los abonados, Casa Toreros Consorcio Perú organiza este
viernes 10 desde las 2 y 30 una tarde campera con Andrés Roca Rey, donde cada uno de los asistentes podrá compartir, conversar y disfrutar junto a esta gran figura del toreo.

Del mismo modo, Roca Rey impartirá una clase práctica de toreo a los abonados que participen en el evento, mostrando la ejecución de lances y pases para posteriormente ponerlos en práctica en el ruedo.

Como nota especial, entre todos los abonados asistentes se sorteará un capote autografiado por el Gallo Peruano, detalle único para lucir con orgullo por quien tenga la fortuna de ganarlo.

La cita es en el Cortijo La Esperanza del distrito de Pachacamac y los abonados podrán inscribirse para participar en este enlace: http://bit.ly/DiaCamperoAcho2017






sábado, 4 de noviembre de 2017

"Feria del Señor de los Milagros 2017"





Las figuras del toreo que estarán presentes en esta gran feria taurina que comienza este Domingo 5 de Octubre 2017 en la Plaza mas antigua de el continente Americano la "Plaza de Acho" Lima Perú.

Entre ellos encontramos matadores de toros españoles, franceses, venezolanos y los dos gallos peruanos Andres Roca Rey y Joaquin Galdos.



martes, 31 de octubre de 2017

Lo veras en Acho Andrés Roca Rey, figura del toreo mundial




‎Leopoldo Zuzunaga‎;

El diestro peruano Andrés Roca Rey, figura del toreo mundial, es portada de la reciente edición de la importante revista de sociales y de moda limeña "Ellos & Ellas".
Andrés Roca Rey se encuentra en plena temporada americana tras concluir con éxito la europea, y Joaquín Galdós ante toros españoles de Daniel Ruiz.
este domingo 05 de noviembre cumplirá con la primera de sus dos citas que tiene en la presente Feria Taurina del Señor de los Milagros de Acho 🇵🇪 2017, compartiendo cartel con el maestro Enrique Ponce y con su compatriota
Antes, el jueves 02 de noviembre, actuará en Morelia, México.




martes, 24 de octubre de 2017

Historia de la Plaza de toros en El Callao



El Callao tuvo una y muy especial plaza de toros. Este coso ocupo el lugar en que hoy existen la serie de casitas mandada construir por la Beneficencia Pública del Callao, cerca del desaparecido Hospital Guadalupe; y la parte cercana, del que en algún momento ocupo el Jardín Schiantarelli. Hasta comienzo de los 900, todavía se exhibían los tapiales y muro de dicha plaza de toros, como un recuerdo de lo que fue. En esa plaza se dieron corridas muy notables, por diestros de “gran copete”, y toros de reconocida bravura. La entrada era una bicoca… un real a 2da. Y cinco reales a 1era. ¡¡¡Que tiempos!, ¡¡¡Hoy se paga fuertes sumas, se calienta la mollera hasta ponerse roja, y, paga una “sentada padre” viendo torear carneros y chivatos!!! Como ciertas instituciones públicas como: Municipal y Beneficencia andaban de mala situación de fondos, se valía de erogaciones y medios honestos para hacer frente a su presupuesto. Así la beneficencia Pública del Callao, en el año 1861, mando construir la plaza, para la lidia de ganado en el lugar arriba mencionado. Este coso muy irregularmente trabajaba, ya sea por la falta de diestros, ganado y por quien se hiciera de las finanzas correspondientes, ya que la Beneficencia daba el local por condiciones tales que, le produjese fondos a fin de atender gastos institucionales. Así siguió funcionando hasta 1878 y después volvió al decaimiento, hasta que se convirtió en jardín Schiantarelli y lugar de residencia, que mando construir la Beneficencia para ser habitados por los empleados municipales; por eso se llamo “Barrio Municipal” ó también conocido como “Barrio Garibaldi”. Tal vez, para muchos chalacos, le es raro escuchar sobre el Hospital Guadalupe, el cual existió al final del paseo Garibaldi, el cual fue destruido para dar pase a la conexión de la entonces nueva avenida Dos de Mayo con la avenida Guardia Chalaca. Para mayor información, aquí una breve reseña histórica: “En 1832 los padres descalzos Fray José Ramón Rojas (padre Guatemala) y Fray José Martín Prieto construyen junto a la capilla y anexo a ella un pequeño hospital con seis…camas, al cual bautizarán con el nombre de
Guadalupe y que de manera caritativa empezará a atender a los enfermos del Callao, en especial a marineros que arribaban al puerto, sosteniéndose con las limosnas de la feligresía porteña. El 16 de junio de 1850, fue ampliado el hospital, albergando 20 camas, por tal motivo, fue reinaugurado. Por el año 1861 se inauguro el paseo Garibaldi, por tal razón el hospital fue trasladado al final de dicho paseo y vuelto a fundar el 8 de diciembre de 1865; en donde permaneció hasta que fue destruido por los años 60’, para dar pase a la conexión de la recién inaugurada Av. Dos de Mayo, y, conectarla con el ovalo de la Av. Guardia Chalaca. En la cuadra de Paz-Soldán, existió una antigua caballeriza (1897) con el nombre clásico de “El Caballo Negro”. Allí se instalo una pequeña plaza de toros, de propiedad de un señor Montani. Este fue muy aficionado a la suerte de “cuchares” y en 1892, hizo su debut en la plaza de Acho. Nuestra historia de Tauromaquia, ya tiene inscrito como torero a un joven Montani, será descendiente del señor Montani, del “Caballo Negro”?. A mediados de la estación de verano del año 1865, se celebraba la fiesta taurina, en la plaza de toros del Callao, en la que, con la concurrencia de un batallón del ejército, daba mas animo a la fiesta, porque los despejos era muy del agrado del público. Allí se veía la agilidad del soldado para la lucha a la bayoneta, su movimiento por batallón y por compañías; al toque de cornetas unas veces, y otras en ataque con arma blanca, solo se sentía un rumor insignificante, que se llamaba al “compas de la muda”, era unisonó, cada soldado parecía estatua en su firmeza y en sus movimientos rápidos, seguros, eran hombres resorte, sin un solo desacierto. De allí que, cada vez que se anunciaba la corrida de toros con despejos, la concurrencia era enorme, especialmente de la juventud de aquella época, a quien tanto agradaba el ser militar. Esa tarde que se hacia la corrida de toros había, pues, juego de esgrima, música y toro ensillado. La cuadrilla estaba compuesta de los toreros Arredondo, Ortiz, Monteblanco, Juan García, Juan De La rosa Asin, Jorge Asin y Antonio Romero, haciendo de banderillero el célebre “Pichilin”. Dirigía la cuadrilla Arredondo, que recibía al toro muy bien enjalmado; para dar muestra de su serenidad y valentía ante el público, mientras lo capeaba, se ponía a fumar un cigarro; el toro ensillado lleno de banderas de las naciones y con fuegos artificiales en su cuerpo, que lo enfurecía al toro y lo hacia recorrer la plaza alocadamente. ¡Hay del infiel torero que pescara en su carrera, era alma de la otra vida! Los toros que les llamaban “Asines”, los soltaban con los ojos vendados y el matador Juan García, también se vendaba los ojos para mandar al matadero a su toro. De cómo salió esta temeridad, no podría contarles, pues el cronista no nos da cuenta de ello. Además se lanzaban globos de papel y a cierta altura derramaba mixtura sobre la concurrencia de la plaza, como complemento a tan deliciosa tarde.

Fuente:  Los toros dan y quitan




viernes, 20 de octubre de 2017

Economía en el Perú a partir de la tauromaquia





El movimiento económico generado en el Perú a partir de la tauromaquia, es considerable. Se celebran más de 600 festejos al año en todo el país, movilizando a más de 3 millones de compatriotas; lógicamente, ello produce una considerable actividad económica.

Quizá haya quien se sorprenda por la magnitud, pero solo sería porque hasta ahora, no se había evaluado de forma cuantitativa lo que la tauromaquia representa para la economía nacional y cuánto aporta al Estado. Pero es evidente que tantos centenares de festejos taurinos, en más de 230 plazas de toros firmes, en muchas plazas portátiles, e inclusive en las plazas públicas de los pueblos, tiene que representar un enorme flujo económico.
Asisten más de tres millones de espectadores a las corridas en el Perú. En el estudio, se han dividido las plazas de toros en cuatro categorías: Acho, las plazas de primera, las de segunda y las de tercera categoría; la categorización se efectuó en función al número de espectadores que caben en cada una, el número de toros lidiados, la cantidad de matadores y subalternos que actúan en ellas y la magnitud de las poblaciones en las que se encuentra cada plaza.

Esos tres millones de espectadores tienen diferentes niveles de gasto, en transporte, alimentación (comida y refrescos) y alojamiento, de acuerdo a la categoría de la plaza a la que asisten. La mayor parte son aficionados locales, pero un porcentaje importante proviene de pueblos cercanos y una minoría, llega desde lejos. A las cifras del estudio se les aplicó el multiplicador establecido por el Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú (INEI) para el sector de hotelería y restaurantes; según INEI “dicho multiplicador representa el ratio del impacto total de cualquier actividad económica sobre el PBI, que viene a ser la suma de los impactos directos, indirectos, e inducidos, sobre un impacto inicial o directo”. La cifra resultante, correspondiente al efecto en la economía, a partir de la movilización, alimentación y turismo de los aficionados taurinos es de 198 millones de soles anuales.
A las cifras totales de la venta de ganado de lidia se le aplicó el factor del INEI correspondiente a la actividad agropecuaria y a los gastos por honorarios de toreros, subalternos y gastos relacionados a la organización de las corridas, el multiplicador del INEI de servicios no mercantiles. La cifra resultante de aporte al PBI nacional de 2014 es de 128 millones de soles.
De prohibirse la tauromaquia, otros organismos adscritos al Estado −como la Municipalidad del Rímac y la Sociedad de Beneficencia de Lima (SBLM), que depende de la Municipalidad de Lima− dejarían de percibir 2,8 millones de soles adicionales al año. El Rímac recibe el 10% de la taquilla de la Plaza de Acho y la SBLM cobró en 2014, 1,7 millones por el arrendamiento de Acho, más una inversión en el monumento que es la plaza –que es a su vez, importante factor en la calificación de Lima por la Unesco, como Patrimonio de la Humanidad− de más de 600 mil soles.
El efecto multiplicador del turismo taurino
Los festejos taurinos atraen turistas nacionales y extranjeros a las ciudades y pueblos del interior del Perú. Esos visitantes incrementan el consumo en dichas localidades, generando un bienestar económico que trasciende los días de corrida.
Según un estudio del Instituto Peruano de Economía, “El turismo es un sector crítico para el crecimiento económico; demanda gran cantidad de empleo (generalmente local), incrementa el ingreso promedio de los pobladores y cuando asisten turistas extranjeros (agregamos nosotros: sobre todo en los casos de los festejos taurinos de Cajamarca, Puno y Lima) es una importante fuente de divisas. Para un país en desarrollo como el Perú, el turismo juega un importante rol en la reducción de la pobreza y tiene efectos (positivos) que no son fácilmente cuantificables. Por ejemplo, en lo referido a la imagen global, la difusión de la cultura y las tradiciones, así como incremento del atractivo regional para futuras inversiones.”

Fuente: El Comercio


jueves, 19 de octubre de 2017

El regreso de Morante de la Puebla a los ruedos





Sera la hora de la vuelta de Morante de la Puebla?, aunque aún no hay lugar ni fecha en el calendario. Podria ese día ser de la mano de Manolo Lozano?, el verso suelto y bohemio de de esta famosa familia. «Es un taurino independiente y de los de arte», manifestó el propio torero a ABC. «Manolo es quien está más cerca de mí en estos momentos. Su experiencia y su talento me animan mucho».

Sin duda, su regreso será una gran noticia. Morante de la Puebla es un caso aparte en el toreo por su artístico y personal concepto, un torero único, vital y necesario.

La sorpresa de la retirada del torero de La Puebla del Río saltó al filo de la medianoche de un domingo de agosto. Cayó como un jarro de agua fría entre sus partidarios y las empresas, obligadas a modificar los carteles del verano.

Morante, siempre imprevisible, tomó esta decisión después de torear mano a mano con El Juli en El Puerto de San María. Pero llevaba rumiando la idea días atrás: «Me voy del toreo, los presidentes y los veterinarios me han aburrido. El toro tan grande que sale hoy va en contra del toreo de arte, ya no puedo más», declaró entonces.

El genio hispalense no cerró la puerta a volver a vestirse de luces. Dos meses después ya se entreabre: «Puede ser que algún día vuelva a los ruedos», dijo entonces. Era la tercera vez que anunciaba una despedida: la primera fue en 2004, cuando decidió marcharse a Miami a tratarse una depresión, y, una vez reaparecido, también cortó de golpe en 2007, esta vez porque había perdido la ilusión.

José Antonio Morante, uno de los máximos estandartes de la pureza, con un estilo de raíces clásicas y maestro que ahonda en la expresión del toreo como arte, fue el ganador del último Premio Taurino ABC, en su novena edición.